No dejes que tu mudanza acabe siendo una pesadilla

No dejes que tu mudanza acabe siendo una pesadilla

por Mudanzas Godoy
No dejes que tu mudanza acabe siendo una pesadilla
Votar

Como evitar que tu mudanza se convierta en un mal trago

Las mudanzas suelen conllevar consigo un sentimiento de ilusión por el nuevo hogar que se ha elegido para vivir. Para que esta experiencia no se convierta en una pesadilla, le indicamos una serie de consejos muy interesantes a seguir, con el fin de simplificar la tarea de mudarse de casa y todo lo que lleva consigo.

evitar mudanzas pesadilla

En ocasiones, las mudanzas se llevan a cabo porque se ha comprado una vivienda a la cual hay que trasladar todos los bienes que se guardaban en un piso de alquiler más grande. Dado los precios del mercado inmobiliario, y sobre todo si vive en una gran ciudad, posiblemente haya comprado una vivienda con menos metros cuadrados que los que probablemente hubiera deseado. El alto precio de la vivienda suele ser la causa de ello, lo cual puede suponer un contratiempo a la hora de tener que colocar de nuevo todo aquello que tenía en su anterior piso. Si no desea, o no puede tirar demasiadas de sus pertenencias, alquilar un trastero puede ser una solución para guardar en él todo lo que pertenece, por ejemplo, a otra temporada, así como libros y otros bienes que no utilice en  su día a día.

Es importante prever ciertas situaciones que tendrá que llevar  a cabo cuando llegue el momento de la mudanza, como es la subida de los muebles a su piso. Para evitar sorpresas y contratiempo de última hora el día que tenga fijada la mudanza,  compruebe si su nueva comunidad de vecinos le permite utilizar el ascensor o no para hacerlo.

A la hora de empaquetar todo aquello que va a trasladar, tenga presente que tendrá que dormir aún una última noche en su antigua casa, por lo que es conveniente que deje las sábanas sin empaquetar, así como todo lo necesario para el aseo de la mañana. De este modo evitará deshacer paquetes la mañana misma de la mudanza, y no perderá tiempo ni energía buscando cosas imprescindibles como una toalla, o el neceser.

Contratar o no una empresa de mudanzas

La opción de contratar una empresa que realice la mudanza es más cómoda, pero hay que prever el coste exacto para estudiar si compensa o no.  Por ello, resulta conveniente contactar con diversas empresas que se dediquen a ello, y comparar precios.

Si está barajando la posibilidad de hacer la mudanza usted mismo, piense también en quién podría ayudarle. De este modo podrá ser objetivo y saber exactamente cuánto tiempo necesitará para trasladarlo todo, en función de las ayudas con las que pueda contar para ir trasladando y empaquetando sus pertenencias.

Si opta por economizar y ocuparse personalmente de la mudanza, es muy probable que tenga que alquilar una furgoneta, en función del tamaño de los muebles a trasladar. Mida bien todas las alturas y anchuras y evite así sorpresas desagradables de última hora. Compruebe también si podrá hacerlo con su vehículo, o si deberá alquilar una furgoneta. Compare los distintos precios y disponibilidades con el fin de decantarse por la mejor opción en función de la calidad y el precio.

Empaquetar por habitaciones

Si, como es habitual, tiene que organizar la mudanza de una casa entera, le recomendamos que vaya empaquetando sus bienes siguiendo un orden por habitación y marcando en las diversas cajas qué ha guardado en cada una de ellas.

Más consejos sobre mudanzas

No dejes que tu mudanza acabe siendo una pesadilla
Votar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies