Mudanzas y animales de compañia

Mudanzas y animales de compañia

por Mudanzas Godoy
Mudanzas y animales de compañia
Votar

Mudanzas y animales de compañia

Les mostraremos como minimizar los efectos que una mudanza puede causar a su perro o gato. Una mudanza es casi siempre un momento de tensión para las personas que se mudan, hay que hacer muchas decisiones, decidir que se lleva y que no, se altera la rutina establecida y todo ello provoca ese nerviosismo. De igual manera que una mudanza puede estresar y poner nervioso a personas de todas las edades, también puede tener su efecto negativo  en los animales de compañía.

Perros y gatos

Cuando se comienza con una mudanza, por regla general se comienza guardando en cajas, descolgando muebles y por lo general movimientos con los que el animal de compañía no está familiarizado. Esto provoca en ellos miedo ya que aunque saben que está pasando algo diferente que se sale de la rutina, no lo comprenden y obviamente no se les puede explicar. Los primeros síntomas de que un animal de compañía está asustado es su falta de apetito, los dueños notaran que no comen, ni beben, notaran también que están muy inquietos y que siguen a sus dueños a todas partes con miedo de separarse. Recomendamos que en los días previos al comienzo de la mudanza buscar un lugar tranquilo y alejado del movimiento principal para que el animal de compañía vea el menor movimiento posible.

Si es el caso de un perro pequeño, su nerviosismo se verá acentuado, ya que suelen tener más energía y puede ser peligroso para el tenerlo suelto en medio de cajas o maquinaria que traigan los trabajadores. Si es un perro grande, procure encerrarlo en un lugar apartado con su comida, bebida y cama y algún juguete. Tenga en cuenta que será recomendable atarlo, ya que en la mudanza tendrán la puerta principal abierta y corre el riesgo que por error se abra la puerta donde está guardado y se escape.

Después de la mudanza

Recomendamos que si se viaja fuera del país o si es una larga distancia, tenga a mano y en regla la cartilla de vacunación del perro o gato por si se la solicitaran. El animal de compañía deberá ser trasladado en último lugar con alguno de los propietarios, para minimizar el impacto, si es en trasporte público, recuerde llevarlo en su trasportín. Una vez llegue a su destino, solamente hará falta volver a colocar la comida y cama que ya conoce y en poco tiempo volverá a ser el de siempre.

Mudanzas y animales de compañia
Votar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies